San Martin, Stella

En mi vida hubo un antes y un despues de conocer esta fantastica experiencia que se llama bucear, en mi clase de ingles tuve que comentar mas o menos como me habia ido en el viaje a bariloche y cuales sensaciones reflejaban a groso modo lo real y maravilloso del viaje,... no me fue facil, las palabras salian como borbotones y nada alcanzo para definir lo vivido, este no es mi primer viaje con Tournier Divers,.. un vida a bordo hizo que todo lo vivido hasta el momento resultase anecdotico, este ultimo compartir con todos los que fuimos y con todos los que encontramos en el camino fue mas o menos, tocar el cielo con las manos pero mojados, bueno lo de mojados es un decir porque en esta oportunidad no tuve ni frio ni me moje. ahora diadeveras como dice el chavo, no se puede definir con palabras tanta belleza de paisaje, amistad de grupo, solidaridad de buzo, espiritu de aventura, chuchos compartidos, tablitas bajo el agua, señas complices de buzo a buzo, solo un grupo compacto como los que arma Leo, es capaz de entender la emocion que genera el solo hecho de recordar alguno de los momentos vividos. por eso cuando me preguntan como te fue en el viaje, no contesto enseguida, me tomo mi tiempo, analizo a la persona que me pregunta y procuro que en pocas palabras entienda que no fue un paseo mas, fue una aventura que durara por  siempre. Me traje del vida a bordo el sonido de las ballenas, hoy en dia, no necesito oirlo, quedo grabado como ringtong en mis oidos, de Bariloche  traje el rayo de sol que jugo conmigo en el bosque sumergido durante todo el buceo, eso  quedo tatuado en mis ojos. creo que eso es definir lo que dentro mio paso. gracias por todos los momentos magicos que pase y gracias por permitirme volver al mismo lugar, año entrante y con la misma gente, que sea una promesa de ambas partes.
Hace unos años atrás, resultaba impensado para mi, compartir junto a Daniel, lo que yo sentía cuando buceaba. Cerraba los ojos e imaginaba que la emoción plena llegaría algún día. Pues llego. De la mano de Leo, hoy puedo decir que disfrutar haciendo lo que mas me gusta y encima al lado de Daniel, es tocar el cielo con las manos. Tengo la dicha de conocer a Leo y que el me permita ser parte de las aventuras que en su derredor se generan. Disfrute muchísimo este viaje y espero se repita porque compartirlo con amigos fortalece el alma.